Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

LA NIÑA DE PAPÁ

Mamá y papá se amaban mucho, siempre quisieron 2 hijos y cuando tenía 3 años decidieron tener otro bebé y aunque les costó mucho tiempo lo lograron, yo estaba muy contento, por fin tendría alguien con quien jugar pero 9 meses después poco tiempo antes de que yo cumpliera 4 años mamá fue hospitalizada, ¡por fin vendría mi compañero de juegos!… pero nació ella, cuando mamá llegó la tenía en los brazos, ven a conocer a tu hermanita dijo ella pero cuando me acerque no sentí nada, yo no quería una niña, le di un manotazo en la frente, papá y mamá se enojaron mucho y me alejaron gritando: «NO!», ellos jamás me habían gritado. Durante la noche mamá enfermo y volvió al hospital para jamás regresar. Una semana después fue mi cumpleaños y mamá ya no estaba conmigo, papá estaba muy triste y solo tenía ojos para la bebe, la miraba y decía:» tienes los ojos de tu madre», yo ni me acercaba, ella mató a mamá, ella tuvo la culpa, si ella no hubiera nacido mamá aún seguiría viva yo lo sé, pero hora todo era diferente.

El tiempo pasó y Amanda empezó a caminar, la maldita me seguía a todas partes, yo intentaba alejarla y aveces la empujaba pero apenas comenzaba a llorar papá me golpeaba, ella me quitó a mi mamá y ahora me arrebata el cariño de papá. Así fue hasta mi cumpleaños número 6, ese día llegaron muchos familiares, pero toda la atención fue para Amanda y todos decían lo linda que era, lo mucho que había crecido y cuánto se parecía a mamá. Cuando abrí los regalos Amanda quiso tomar uno, la empuje y ella se dio un enorme golpe con la mesita de centro, su frente comenzó a hincharse y ella a llorar tan fuerte que todos llegaron a socorrerla, papá estaba furioso, me tomó del brazo y me encerró en mi cuarto hasta que todos se fueron, entonces entro y empezó la descargar toda su ira en mi, me golpeó tan fuerte que después ya no sentía nada, cuando se fue dijo:»¡no vuelvas a tocar a tu hermana, es todo lo que me queda de tu madre!». Por los siguientes años cualquier cosa que le pasara a Amanda era mi culpa, incluso si se caía por accidente bajo mi cuidado, papá me golpeaba a diario, me golpeaba tan fuerte que solía tener pesadillas con él, a veces mojaba mi cama y cuando despertaba me esperaba la paliza otra vez. Cuando cumplí 10 estábamos en el parque y unos niños comenzaron a molestar a Amanda, en un principio me reí, hasta que uno la empujó al suelo y ella gritó: «hermanoo!», ella pedía mi ayuda y yo sentí un gran remordimiento, entonces pensé ella en realidad nunca me acuso o culpo de nada, era papá quien me golpeaba, era él quien me desplazó, fue él quien dejó de quererme.

Ese día me golpeó como nunca, casi quede inconsciente. Cuando se fue de mi cuarto Amanda entró y se sentó junto a mi «papá es malo» dijo ella, «crees que algún día también me golpee así?» preguntó, levante la cabeza para decirle que todo esto era su culpa pero cuando la vi llorando con mucho miedo en sus ojos le dije «no lo se, espero que no», entonces entendí que si mamá no estaba aquí para protegernos tendría que hacerlo yo e ideamos un plan. Al día siguiente Amanda gritó en su cuarto, cuando papá llegara a ver que pasaba lo golpee tan fuerte en la cabeza que quedó inconsciente, para cuando despertó ya estaba amarrado a la cama, «eres un hombre malo» dijo Amanda mientras yo le hacía marcas con un cuchillo, fue un deleite ver como se retorcía mientras lo quemaba con agua hirviendo entonces pensé ¿que podría hacerle para que sufra aun más? Algo que realmente lo destroce, algo por lo que suplique que por favor lo mate, entonces fui por el hacha, me puse frente a él….. Y le partí en cráneo a Amanda, murió instantáneamente, la descuartize frente a él mientras suplicaba que ya no siguiera, pero cuantas veces yo también suplique. Ahora al fin soy libre y el humo de la casa quemándose con ambos dentro se lleva mi miseria.

Comparte esto

About author

Mira estas Historias